Distributismo y mutualismo

Oct 24 • Mutualismo • 2886 Views • 9 Comments on Distributismo y mutualismo

chesterton

A principios del siglo XX, cuando el mundo se debatía entre el socialismo estatal y el capitalismo, dos románticos ingleses, Chesterton y Belloc, dieron lugar a una nueva corriente económica y social que sería conocida como distributismo. Inspirada en la encíclica papal Rerum Novarum, pretendía superar la falsa dicotomía política de su tiempo, y tenía como meta la distribución radical de la propiedad privada entre la población –especialmente el capital y las herramientas de producción-.
Aunque poco conocido en el ámbito hispano, en los países anglosajones el distributismo mantiene vigorosas organizaciones como el Catholic Worker o la Distributist Review, e influye activamente en la opinión pública sobre las grandes empresas.

Los distributistas contemplan el sistema industrial como anulador de la creatividad y la dignidad humana, son críticos con el sistema bancario convencional, simpatizan con las cooperativas de crédito y han reprendido históricamente las expropiaciones masivas de campesinos –especialmente durante los Tudor- como un modo de “proletarizar” a la sociedad. En cierto modo, el distributismo de Chesterton y Belloc parece la versión católica de la banca mutualista de Proudhon y Greene o el análisis histórico de Spooner o Carson.

Sin embargo, tiende a contemplar el capitalismo corporativo actual como el producto de un mercado fundamentalmente libre que, por lo tanto, debería ser controlado en una dirección más saludable. Chesterton proponía una tributación discriminatoria en favor de las pequeñas empresas; y E. F. Schumacher planteó que el 50% de las acciones de las grandes empresas deberían pasar a manos del Estado.

En este punto sus planteamientos me parecen incongruentes: a pesar de surgir como una reacción a los totalitarismos del siglo XX, bajo la promesa de devolver el poder y la dignidad al individuo, el distributismo deja la ejecución de todo su programa en manos del Estado.

Pero quizá existan motivos para ser optimista: durante los últimos años, la teoría de la organización mutualista, al enfatizar las cooperativas, los pequeños propietarios y las granjas familiares como el escenario probable de un mercado liberado, ha dado pie a la simpatía de los grupos distributistas. Después de todo, si el capitalismo actualmente existente es producto del privilegio y el monopolio, esperar soluciones del Estado tiene tanto sentido como blanquear una pared pintándola de negro. La puerta de la cooperación está abierta.

[En castellano podéis leer aquí varios artículos sobre Chesterton y el distributismo, en el primer archivo a partir de la página 146. También podéis echarle un vistazo al artículo de Kevin Carson Libertarianism and Distributism, en inglés.].

Related Posts

9 Responses to Distributismo y mutualismo

  1. Kahlenberg says:

    Hola Victor. Muchas gracias por tu visita, aunque todavia quiero tener un corpus mayor de artículos antes de lanzar el sitio “publicamente”.

    Difiero en tu analisis (que ya conocia por el artículo de Carson) sobre las diferencias entre mutualismo y distributismo. No tanto en su veracidad (que es innegable ya que estan en las teorias del distributimo de la primera mitad del XX) como los matices sobre sus porqué.

    Es posible que sin dudas dentro de la teoria del Distributismo(de antes de la segunda guerra mundial) sobre el papel del estado como motor de ese esquema de descentralización constante de la propiedad, fuera vital ya que lógicamente estamos hablando del único ente capaz en aquel momento de arrebatar la propiedad de las grande oligarquias economicas (tanto terratenientes como industriales o comerciales) y “redistribuirla” entre pequeños propietarios. Posiblemente pecaron de ingenuos al considerar que algo capaz de acaparar ese poder iba luego a soltarlo por las buenas de forma justa a sus propietarios légitimos.

    Cuando Chesterton y Belloc realizan sus escritos de naturaleza economica inspirandose en Rerum Novarum lo hacen antes del ascenso del nacional-socialismo que al menos en teoria y segun se observa en los puntos del programa político del NSP busca una limitación de la propiedad (una familia, una tienda, una familia X Acres de terreno). Luego la realidad nos demostro que primero el apoyo del estado a los grandes carteles industriales alemanes y segundo la inviabilidad real de ese reparto por un “ente” que carece de la información necesaría para hacerlo correctamente. Todo eso ya, sin entrar en la barbarie fascista.

    Pero esta consideración del estado como redistribuidor, tiene mucho que ver con la aversión del Distributismo por la triada “Rev. Burguesa – Rev.Industrial – Colonialismo” y sus consecuencias en la consolidación global del capitalismo como modelo dominante. Los ejemplos de las Rev. Burguesas que sacudieron Europa tras las la expansión Napoleonica reproduciendo en muchos casos los mismos esquemas de desarrolo que en Francia (conflictividad social, proletarización, desruralización, grandes nucleos de población acinada…) hacen que su rechazo por los medios revolucionarios “clásicos” (piensa en lo que supone para el campo frances del XVIII la ocupación de tierras que lejos de llevar unos esquemas de mayor justicia social (al redistribuirse la propiedad entre sus usuarios) conlleva la creación de una clase fuertemente afecta a los intereses de la burguesia urbana y nada dada a nuevos re repartos entre la masa proletaria agricola) les lleven a adoptar posiciones de considerar que las transformaciones politicas deben venir desde arriba (el estado) y la pedagoga social del omnipresente ente para-estatal que es la Iglesia.

    Las diferencia mas significativas entre mutualismo y distributismo a mi juicio y muy por encima son.

    Obviamente el rol de la Iglesia. En los esquemas distributistas es el vertebrador de casi cualquier iniciativa social ya sea directa o indirectamente.

    El esquema olistico de transformación social distributista (reconfiguración de los nucleos de población, autosuficiencia, modelos de moralidad…) que aunque suena “basto” decirlo se parece mas a la configuración del nuevo hombre socialista de los Marxistas -Leninistas (aunque los metodos de consecuención por parte de los distributistas sean menos totalitarios) que a la idea de libertad mutualista.

    Cierta desactualización conceptual en el distributismo. Pero considero que esta se ira superando gracias a las nuevas tecnologías y especialmente a la catarsis reinterpretativa que estas imponen dentro de los planteamientos distributistas (sobre el automepleo, la productividad de la tierra, la comunicación).

    Como tampoco he leido tanto sobre mutualismo (ni sobre distributismo que esta todo en ingles y cada traducción es un poder jejeje) no te sabría por ahora decir m,as, lo que no uqita para que ambas vías puedan tomar prestados planteamientos o modus operandi en su búsqueda de una reconfiguración a escala global de la propiedad de los medios de producción.

  2. Tsekubillo says:

    Eso es telepatía. Justamente en estos días yo estaba pensando en las similitudes entre anarquismo y socialcristianismo. Claro que también hay diferencias.

  3. A.Chena says:

    Distribuismo viene de distribuir, un verbo. Y requiere de un sujeto. Así que la cuestión es ¿quién distribuye? y además ¿qué se distribuye?

    Si es, por ejemplo, propiedad corporativa cuyo origen no puede demostrarse ilícito, no podríais distribuirla sin violar vuestros principios voluntaristas. Y si no os decidís a hacer la distribución no llegais a un sistema mutualista. Ese es el gran drama de todo socialismo libertario: si respetais la libertad el socialismo no se aplica nunca, si aplicais el socialismo, la libertad queda eliminada.

    Un saludo

  4. A.Chena creo que No se trata de demostrar lo ilicito de la propiedad corporativa, si no su inviabilidad, por ejemplo tu compras un esclavo legalmente en un pais tercer mundista donde la esclavitud este permitidad, digamos Perú, que no sea ilicita la adquisicion no hace viable la propiedad, eso esta claro, verdad. Pues lo mismo con la propiedad de la tierra y sus recursos, son inviables aun que sean legales, asi que no violas ninguna libertad…

    saludos cordiales

    PD “socialismo es libertad”

  5. A.Chena says:

    Marco, ya se ha explicado por aquí en alguna ocasión que lícito y legal no son la misma cosa. Legal es solo lo que permite la ley, que por supuesto puede ser una barbaridad. Lícito es la acción que no viola los derechos de nadie por hacerse de forma voluntaria y no violenta.

    • pues lo mismo a chena es licito entonces la propiedad de las corporaciones? ¿acaso no violan los derechos de libertad de las personas ? seria en todo caso que la propiedad privada es legal pero no licita aun que no estoy de acuerdo con tu uso de la palabra licita

  6. Victor L. says:

    Kalhenberg, gracias por postear; en estos días te contesto.

    @ A. Chena:

    Si te fijas en el post, el distributismo trata de dispersar la propiedad mediante la discriminación fiscal o leyes de herencia. Nada de expropiaciones al estilo comunista; a pesar de apelar al Estado, son bastante críticos con el “big government”.

    En cuanto al socialismo y la libertad, creo que conoces bien la teoría mutualista como para no decir ese tipo de cosas. 😉

  7. Victor L. says:

    Kalhenberg, estoy bastante de acuerdo en que la principal diferencia entre mutualismo y distributismo es filosófica, relacionada con lo que tú llamas concepción holística (en el distributismo la sociedad está vertebrada por la Iglesia, mientras el mutualismo enfatiza la soberanía individual).

    Sin embargo, en el aspecto económico creo que puede haber un amplio campo de acuerdo, sobre todo en las actividades “de base”, donde no exista conflicto sobre el papel del Estado -como las redes de pequeños propietarios, cooperativas, bancos alternativos, tecnologías intermedias, etc.

    Un saludo.

  8. raskolhnikov says:

    ¿Mrs Kahlenberg tiene un sitio web y no nos permite visualizarlo por momentos? Espero que cuando lance el sitio nos permita echarle un vistazo.

    Saludos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »