El anarquismo izquierdista de Malatesta

Jul 29 • Mutualismo • 3025 Views • 11 Comments on El anarquismo izquierdista de Malatesta

 

 

por Milton Batiste (en Anti-State.com: http://www.anti-state.com/article.php?article_id=340)

traducido por Fabricio Tedel para Mutualismo.org

 

 

Los anarquistas de izquierda hoy en día parece que odian el comercio más de lo que odian el Estado. Algunos están incluso dispuestos a apoyar las intervenciones gubernamentales como las leyes de salario mínimo y la reglamentación ambiental para combatir los (supuestos) efectos del comercio libre y la globalización. Estas personas podrían aprender una cosa o dos de Errico Malatesta. Tal vez, si leen libros.

Image Hosted by ImageShack.us


El hombre era un auténtico anarquista. Debido a la especial atención que le concedió la policía en Italia, Malatesta pasó casi la mitad de su vida en el exilio. Pudo, sin embargo, regresar a su país de nacimiento en 1919, después de haber vivido en Londres durante la guerra. Se convirtió en uno de las más influyentes activistas en el movimiento italiano.

La experiencia y dedicación de Malatesta se unió con el respeto que tenía en los círculos anarquistas. Umanità Nova, el diario anarquista documento en el que se fundó, tuvo, en su apogeo, una tirada de más de 50.000 ejemplares. No fue todo. El fascismo fue en aumento. Las autoridades cerraron el proyecto de Malatesta. El movimiento anarquista se volvió clandestino. Malatesta pasó los últimos cinco años de su vida bajo arresto domiciliario.

Errico Malatesta no fue un estudioso académico, pero dejó un rico legado de escritura. Su enfoque es, en cierto sentido, muy pragmático. Malatesta fue un comunista libertario que pensó que los individualistas antiestatistas deberían ser reconocidos como verdaderos anarquistas y darles la oportunidad de poner en práctica sus ideas.

A lo largo del siglo XIX y la primera década del siglo XX, los individualistas formaron una parte considerable del movimiento anarquista en los Estados Unidos. No hubo mayor número de individualistas en Europa, pero hubo algunos. Los anarquistas colectivistas de ese período estaban familiarizados con la tradición individualista. Muchos lo vieron como una fparte más o menos válida del movimiento anarquista.

Errico Malatesta examinó la posibilidad de acuerdos económicos individualistas en una sociedad anarquista. Escribió acerca de un mundo sin Estado, donde diferentes formas económicas que coexisten, cooperan y compiten:

“Probablemente todas las formas posibles de propiedad, uso de los medios de producción y todas las formas de distribución se experimentarán simultáneamente en el mismo o en diferentes lugares, y se fusionarán y adaptarán de diversas maneras hasta que la experiencia práctica identifique la mejor forma o formas “.

Malatesta había llegado a la no muy original, pero aún muy poco habitual, conclusión de que una sociedad anarquista debe basarse en la libertad. Muchos anarquistas de izquierda parecen estar tan obsesionados con sus propias visiones colectivistas que son incapaces de ver mucho mérito en la libertad de contratación y de asociación una vez que el Estado haya sido abolido. Malatesta señaló que “para una verdadera libertad, que es la anarquía, de existir, tiene que haber la posibilidad de elección, y que todo el mundo puede organizar su vida para adaptarse a ellos mismos, ya sea en líneas comunistas o individualistas, o cualquier mezcla de ambas.”

Malatesta se prevé una sociedad libre con “una multiplicidad de comunidades formadas por vecinos de las poblaciones y parentela, que tendrían una serie de relaciones diferentes entre sí, ya sea comunista o comercial.”

El comunismo sería la mejor opción, desde el pensamiento malatestiano, pero él esta muy dispuesto a probar sus errores. Y, sobre todo, estaba convencido de que la victoria de los ideales comunistas debían ser ganada “por la persuasión, sobre la base de las pruebas de los hechos.”

“Para concluir,” escribía Malatesta, “me parece que ningún sistema puede ser viable y realmente liberar a la humanidad de la esclavitud atávica, si no es el resultado del libre desarrollo.”

En otro sentido, Malatesta el punto de vista pragmático no es absoluto. Se dio cuenta de que nada bueno puede venir del Estado:

“Sostenemos que el Estado es incapaz del bien. En el ámbito internacional, así como de las relaciones individuales sólo puede combatir la agresión haciéndose él mismo agresor, sólo puede obstaculizar el delito organizando y cometiendo un crimen aún mayor.”

 

 

Related Posts

11 Responses to El anarquismo izquierdista de Malatesta

  1. The Langlois says:

    Excelente artículo, sintetiza todo lo que hace rato vengo diciendo sobre el comunismo libertario y la brillante visión de Malatesta.

    En realidad, el problema no lo tiene el anarcocomunismo. El problema son los anarcocomunistas. Hacen una referencia puramente retórica a teóricos como Proudhon o Malatesta, sin importarles mucho si su visión (más cercana a un pseudo-marxismo oportunista, porque se rechazan varios puntos y se aceptan otros sin fijarse si hay mucha coherencia en ello) concuerda con lo que los dos anarquistas mencionados decían. Pero a cambio, no quieren que ningún anarquista “de mercado” ose nombrarlos o citarlos, como si no pudiera existir bajo ninguna circunstancia alguna relación entre sus pensamientos.

  2. Dirac says:

    Es un artículo pésimo. Poco argumentado, demagogo, insultante, sin citar afirmaciones totalmente categoricas. Insultando a aquellxs que crítican a los “anarquistas de mercado” diciendoles que no saben leer a malatesta sino estarian a favor de ello. Un artículo en resumen destructivo, de nula utilidad en los círculos anarquistas y absurdo.

    En primer lugar usando la retórica leninista del izquierdismo para referirse al anarquismo. El primer párrafo en el que se encuentra la afirmación categórica de que algunxs anarquistas están dispuestos a apoyar medidas gubernamentales, es un absoluto insulto que para empezar no está ni siquiera demostrado en el artículo pues no cita fuentes ni nada por el estilo.

    Y lo de anarquistas de izquierda a que se refiere? Es pues que vosotrxs sois anarquistas de derechas?

    Vosotrxs los “anacaps” “anarquistas de mercado” pareceís más concretados en despotricar contra todo aquello que huelga a anticapitalismo u os crítique, que a realizar verdaderas críticas al Estado o empeñaros en negar las aberraciones del sistema capitalista imperante.

    Y luego está la incesante intención de arrastrar a todo lo que no sea de mercado a vuestras fauces, ahora resulta que Proudhon era anacap, y ahora malatesta individualista, luego Bakunin era anarquista de mercado y por último Kropotkin un fiero anticomunista y un profundo liberal.

    Por último pedir perdón por lo desordenado de la respuesta ahroa estoy algo liadillo. Y decir que en ningún caso quiero ofender a nadie y si lo hago lo siendo. Pero a mi me ofenden artículos tan poco coherentes, hechos para criticar de la forma más insultanto posible y carentes de toda valizdez para un debate serio.

  3. Dirac says:

    PD: Y ahora soltad los leones al cristiano.

  4. Aritz says:

    Dirac, ten en cuenta que este texto proviene de anti-state, un site anarcocapitalista.

    “En primer lugar usando la retórica leninista del izquierdismo para referirse al anarquismo. El primer párrafo en el que se encuentra la afirmación categórica de que algunxs anarquistas están dispuestos a apoyar medidas gubernamentales, es un absoluto insulto que para empezar no está ni siquiera demostrado en el artículo pues no cita fuentes ni nada por el estilo.”

    Yo tampoco creo que anarcocomunistas o colectivistas defiendan esto abiertamente, pero a veces en su oposición al mercado si que se prefiere un estado planificador, o se habla del PSOE menos malo que el PP, por ejemplo (aunque luego no se vote). En mi opinión la auténtica posturea anarquista es oponerse a ambos.

    “Y lo de anarquistas de izquierda a que se refiere? Es pues que vosotrxs sois anarquistas de derechas?”

    Parece ser que en anti-state si se consideran de derechas. Yo no me siento ni de izquierdas ni de derechas.

    “Vosotrxs los “anacaps” “anarquistas de mercado” pareceís más concretados en despotricar contra todo aquello que huelga a anticapitalismo u os crítique, que a realizar verdaderas críticas al Estado o empeñaros en negar las aberraciones del sistema capitalista imperante.”

    En esta página no somos ancaps. El resto del párrafo es insultante teniendo en cuenta la cantidad de artículos y traducciones que se han hecho criticando los privilegios económicos obtenidos por medio del Estado de las grandes corporaciones, por ejemplo.

    “Y luego está la incesante intención de arrastrar a todo lo que no sea de mercado a vuestras fauces, ahora resulta que Proudhon era anacap, y ahora malatesta individualista, luego Bakunin era anarquista de mercado y por último Kropotkin un fiero anticomunista y un profundo liberal.”

    Proudhon era mutualista. No se dice en este artículo que malatesta fuera individualista, se dice que aceptaba a los individualistas como compañeros y creía que debían tener libertad para llevar a cabo su programa. De eso precisamente trata el texto, no está escondido, creo que se entiende a la primera lectura.

    Lo de Bakunin y lo de Kropotkin si que no lo veo por ningún lado :S

  5. Dirac says:

    Es que para mi, desde mi entendimiento de lo que suponen las ideas anarquistas, alguién que prefiera al PSOE que al PP, o a cualquier partido progresista o socialdemocrata por que no ser de derechas, no lo considero anarquista. No por un prejuicio personal, sino que por que ser anarquista significa, hasta cierto punto, comulgar con las ideas que se suponen son anarquistas. Conozco a autoproclamados anarquistas que votan a partidos de la índole de Ciudadanos en Blanco o al PACMA. No es cuestión de que esos partidos no tengo el objetivo de alcanzar el poder, sino el hecho del sistema en si mismo el que exista en la prerrogativa para opornerse.

    Ya anunció de antemanos mis disculpas si ofendía a alguién.

  6. Victor L. says:

    Dirac:

    No das ninguna razón por la que el artículo es “insultante, demagogo, inútil para el debate, etc.” No te dejes llevar por la ira, el artículo no crítica a los comunistas libertarios per se, sino a algunos inconsecuentes (si no te crees inconsecuente, no entiendo el enfado).

    En cuanto al apoyo de muchos anarcocomunistas a medidas gubernamentales, no creo que hiciera falta ninguna cita. La CNT, por ejemplo, apoya abiertamente los servicios públicos y la seguridad social, y en su periódico he leido que los impuestos en España “no son altos”.

    Es inconsecuente: para los anarquistas los impuestos, en tanto existen, SIEMPRE son altos, y los servicios “públicos” quizá sean defendibles a corto plazo (y aun así serían más coherentes los cheques públicos para sanidad, etc.), pero siempre con miras en su devolución a los ciudadanos, “mutualizándolos”. Al fin y al cabo, hoy día existen cooperativas de consumidores de todo tipo, ¿por qué no expandir esa vía, en lugar de expandir el Estado?

    En cuanto a anarquistas “de izquierdas”, yo también considero que el apelativo está demás, de todos modos se sobreentiende que se refiere a los anarcocomunistas.

    No sé a quien te refieres con “vosotros”; esta web es “anticapitalista de mercado”, no anarcocapitalista.

    Nadie ha dicho que Proudhon sea ancap -era socialista y defensor de la propiedad-, ni Malatesta individualista ni nada por el estilo; por favor, no tergiverses.

  7. The Langlois says:

    Lo del apoyo hacia las medidas del Estado es algo hasta cierto punto entendible. Digo por algunas conversaciones que mantuve con algunos anarcocomunistas argentinos, donde la exigencia de intervención del Estado es explícita.

    En primer lugar, si apoyan políticas estatales supuestamente “populares” se debe a que no pueden concebir otra manera de actuar para favorecer a las clases más perjudicadas. Apoyan al Estado con algo de culpa, pero la verdad es que tampoco buscan otros canales de acción verdaderamente libertarias. Es una posición bastante extraña. Entienden que “algo hay que hacer” pero no saben qué, y terminan traicionando sus principios.

    En segundo lugar, la idea de apoyar medidas populares del Estado creen que los acerca a otros grupos de izquierda (trotskistas, leninistas) y que pueden reunir fuerzas para luchar conjuntamente contra el capitalismo. De más está de decir que estos grupos comunistas no quieren saber nada con la “pequeña-burguesía” anarca.

    En tercer lugar, la forma extraña de actuar se debe a la falta de nuevas ideas. En mi blog intenté explicar que, como teoría, el anarcocomunismo no progresó un solo paso en la comprensión de la realidad y en las nuevas formas de organización social y económica del último siglo. Se quedan simplemente con lo que han dicho Kropotkin, Reclus, entre otros, hace más de 150 años. Particularmente siguen creyendo que tenemos un Estado liberal y mínimo, cuando el poder del mismo se expande cada vez más (el último campo de dominio que pretende monopolizar es el de las relaciones sociales y culturales mediante la corrección política). Gracias a esto, siguen sin enterarse de que las posibilidades de inflitrar algún mensaje anarquista en la clase obrera argentina es prácticamente una pérdida de tiempo debido a la hegemonía peronista (aunque no me sorprendería que en unos años veamos en mi país el surgimiento de algún “anarquismo peronista”).

    No digo, Dirac, que esta es tu situación. Pero es la situación de muchos anarquistas en la actualidad (acá en Argentina de prácticamente todos, salvo algunos grupos marginales que buscan espacios culturales o artísticos de expresión libertaria). Y merece una seria autorreflexión y autocrítica.

    Un saludo!

  8. Dirac says:

    La CNT aboga como fin por el establecimiento del comunismo libertario, en la práctica es una organización anarcosindicalista, no anarquista. Hay una gran diferencia. Victor L. Te recomiendo la lectura de Anarcosindicalismo Básico editado por la CNT de Sevilla, y en concreto el apartado de Anarcosindicalismo y Anarquismo.

    Como entidad es obvio que la CNT apoya ciertas medidas gubernamentales al ser un sindicato. Pero la CNT no es una organización anarcocomunista.

    En ningún momento escribí enfadado o con ira, es que soy bastante expresivo. En cualquier caso mi contestación es que a mi parecer el texto generalizaba con respecto a los supuestos “anarquistas de izquierdas”.

    No se hasta que punto entienden muchas personas el comunismo libertario. Yo soy partidario de el y jamás acepto la más mínima concesión por parte del Estado-Capital, que a mi entender no son más que medida paliativas encaminadas a callar a los más reformistas y a perpetuar el actual statu quo de explotación asalariada y la sociedad de clases.

    Respecto a lo que dices, The Langlois, de tu experiencia argentina, supongo que son tácticas que cada uno usa. Yo particularmente en todas las luchas en las que me he implicado, jamás he buscado la llamada unidad anticapitalista y antifascista, siempre he dicho que la unión no hace la fuerza, sino que la hacen los grupos de afinidad en acción. Por eso espero que entendaís que sea exceptico ante ese planteamiento.

    No te acercas a las masas apoyando medidas “populares” o mejor dicho populistas. Algo que abunda mucho ultimamente en todo America Latina. Creo que ese camino es contraproducente e incoherente.

    En eso te doy la razón The Langlois, pero no solo allá en Argentina, es en todo el mundo, en todas las corrientes anarquistas donde hace falta una mayor reflecxión y una autocrítica constante sin caer en destructivismo.

    Tuve un compañero argentino que me puso en conocimiento de lo que pasa en Argentina, y al menos en la época que el me contó, abundaban los grupusculos trostkistas que se infiltraban por doquier para buscar adeptos a su secta, y demás malversaciones de personas que se hacian llamar anarquistas.

  9. respetoylibertad says:

    los anarcocapitalistas no son anarquistas, son parte del movimiento liberal individualista que tanto daño ha hecho a la humanidad, haciéndonos creer que los problemas sonn de cada uno y no de todos en conjunto. Se sirven de citas de anarquistas, habilmente escogidas, para hacerse pasar por parte del movimiento cuando son un sector mercantil que para nada coincide con los ideales libertarios de ausencia de propiedad ni con la máxima de “cada uno según sus capacidades, de cada uno según sus necesidades”. Y no digamso ya de la visión moral libertaria, de la que pasan directamente.

    Yo no los considero compañerxs.

  10. raskolhnikov says:

    ” los anarcocapitalistas no son anarquistas, son parte del movimiento liberal individualista que tanto daño ha hecho a la humanidad, haciéndonos creer que los problemas sonn de cada uno y no de todos en conjunto. Se sirven de citas de anarquistas, habilmente escogidas, para hacerse pasar por parte del movimiento cuando son un sector mercantil que para nada coincide con los ideales libertarios de ausencia de propiedad ni con la máxima de “cada uno según sus capacidades, de cada uno según sus necesidades”. Y no digamso ya de la visión moral libertaria, de la que pasan directamente.

    Yo no los considero compañerxs.”

    yo se que “escusatio non petita, acusatio manifesta” pero parece que te refieres a los mutualistas tachandonos de anarcocapitalistas, “cada uno segun sus capacidades, de cada uno segun sus necesidades” es una cita comunista libertaria, ni bakunin ni proudhon ni tucker lo decia (no tengo nada en contra de la cita que conste) bakunin y proudhon querian que el obrero recibiera el fruto de su trabajo, que no es exactamente lo mismo que decia el principe kroptokin.

    Saludos

  11. Victor L. says:

    Por no decir que ese lema, siempre y cuando no parta voluntariamente de los legítimos propietarios del trabajo, es totalmente antianarquista.

Leave a Reply to The Langlois Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »