Sobre la ética del comunismo libertario.

Sep 6 • Mutualismo • 2594 Views • 6 Comments on Sobre la ética del comunismo libertario.

Quiero plantear una pregunta a todo aquel que se adhiera al Comunismo Libertario. Me veo en la necesidad de hacerlo directamente por que tras haberlo hecho en distintos medios, no he recibido respuestas satisfactorias, posiblemente por no haber formulado la pregunta directamente. Por eso lo hago ahora. En realidad, presupongo la respuesta. La intención real de este artículo es hacer ver a cualquier comunista libertario lo que supone su respuesta.

Empezaré planteando como funcionaría el Comunismo Libertario en cuestiones económicas y jurídicas grosso modo. No me interesa en este punto la falta de detalles o que no sea del todo correcto, para plantear la pregunta servirá. En el CL tendremos una asamblea que coordine a los habitantes de una región, comuna, municipio o como queramos llamarlo. Desde aquí, con participación de todos,se acordará, entre otras cosas, como ha de producirse, en que cantidad, quien se encargará de que, como se distribuirá, etc. En resumen, se planificará la economía. Supongo que la asamblea también se encargará de juzgar o de nombrar un tribunal para juzgar a criminales, en base a una legislación que la propia asamblea decida (que no dudo pueda ser una jurisdicción totalmente libertaria).

Como hemos visto, tenemos un órgano que centraliza algunas funciones de la vida: la asamblea. No es mi intención aquí discutir si la asamblea será más o menos justa, si funcionará mejor o peor o si la participación en ella será más o menos democrática. Lo que aquí quiero plantear es si a) será obligatorio (no me importa si es en base a una territorialidad, a una religión o a lo que sea) participar en dicha asamblea y aceptar lo que en ella se decida o si b) la participación en estas decisiones será voluntaria.

Asumir a) traería consecuencias nefastas.Se rompe, para empezar, el principio de libre asociación, fundamental para cualquier tipo de anarquismo. Tener que participar obligatoriamente en un órgano de decisiones, por mucho que tu participación en la toma de decisiones sea grande, convierte a la asamblea en un Estado de facto. No se está optando más que por la creación de mini-Estados, que desde un punto de vista ético son tan ilegítimos como un súper-Estado mundial. Por otra parte, si la participación es obligatoria, podemos asumir que la asamblea asalaria a sus participantes, pues les obliga a entregar el fruto de su trabajo y les retribuye a cambio, ya sea en base a sus necesidades o a cualquier otra cosa.

Por el contrario, si se asume b) estamos ante lo que en medios como la Alliance of the Libertarian Left se conoce como Comunismo Voluntarista. En este contexto, la asamblea es perfectamente legítima y es totalmente compatible con la anarquía. Nos brinda una anarquía de cooperación y fraternidad en la que se comparte, no se compite y se fomentan valores muy nobles como la generosidad.

Pero si se asume b), si se es verdaderamente anarquista, hay que aceptar otras muchas cosas. Hay que aceptar que la gente no se someta a la asamblea, y que viva en anarquía individualista, viva participando en un libre mercado. Hay que aceptar que estas personas tengan propiedad privada, que comercien libremente, que busquen su beneficio personal y que creen tribunales privados para dirimir sus disputas. Hay que aceptar que la gente (a pesar de las muchas oportunidades que el libre mercado les brindará para no hacerlo) se asalarie si así lo quiere. Hay que aceptar que cooperativas de trabajadores compitan entre ellas. Hay que asumir que el anarquismo de mercado es también anarquismo y hay que aceptar que la gente que quiera vivir el individualismo lo haga, por muy aberrantes que nos parezcan sus valores.

En cierta medida, asumiendo b) y mirándolo desde cierta perspectiva, podemos considerar el CL como una relación de libre mercado. La gente trabaja y obtiene sus bienes y voluntariamente los intercambia por medio de una asamblea, recibiendo a cambio otros bienes. Puede que se haga con otros valores, sin búsqueda del beneficio personal, pero como transacción económica voluntaria, entra dentro de las reglas del libre mercado. Por supuesto, cada uno es libre de mirarlo desde la perspectiva que le apetezca.

Asumo que para el comunista libertario, la respuesta es b. No creo que pueda ser de otra forma. Tan solo quería poner de manifiesto lo que acarrea aceptar esto.

Related Posts

6 Responses to Sobre la ética del comunismo libertario.

  1. The Langlois says:

    Excelente artículo. La reflexión y sus conclusiones creo que son imposibles de discutir. Ojalá esto lo lea algún que otro anarcocomunista.

  2. Aritz says:

    Gracias Langlois, lo cierto es que esa es la intención, como una declaración de intenciones a ver si se aclara el “campo de batalla”. Como de las criticas utilitaristas ya te has encargado tú… xD

    Ojala hubiera escrito esto algún tiempo antes, cuando teníamos acceso a ciertos medios.

  3. Ardegas says:

    No veo la ventaja de no participar en la asamblea, ya que eso nos deja sin voz ni voto en las decisiones comunales. Aunque claro, el que no quiere formar parte en la comunidad, nadie le impide que se vaya.

    No creo que el mercado exista a la par cuando se vea que el modelo de libre acceso es más exitoso. Si el comunismo se impone se espera que sea a nivel mundial, si eso no sucede habrá problemas. Históricamente el capitalismo se ha impuesto por la fuerza, no me cabe duda de que los capitalistas tratarían de aplastar por la fuerza el experimento comunista, como ya ha sucedido en el pasado reciente.

    El modelo de socialismo de mercado de pequeñas cooperativas no lo veo viable, más bien lo que se observa es una concentración del capital en pocas manos: monstruosas transnacionales. El comunismo es la unica alternativa.

  4. Aritz says:

    Hola Ardegas,

    Creo que te equivocas al hablar de las ventajas o las desventajas de participar en el mercado o la asamblea aquí, este artículo habla únicamente de ética, de legitimidad. No he mencionado en ningún momento argumentos utilitaristas.

    “Aunque claro, el que no quiere formar parte en la comunidad, nadie le impide que se vaya.”

    Si como comunista libertario afirmas esto (entiendiendo el “que se vaya” como que abandone ese espacio físico) has debido entender poco del artículo o debes elegir la opción no-voluntarista del comunismo ¿libertario? Nadie puede obligar a otra persona a abandonar su lugar de residencia por no querer participar en su proyecto.

    “Históricamente el capitalismo se ha impuesto por la fuerza, no me cabe duda de que los capitalistas tratarían de aplastar por la fuerza el experimento comunista, como ya ha sucedido en el pasado reciente.”

    Si te refieres a capitalismo como el sistema actual, el mercado plagado de oligopolios creados por el Estado, eso es en gran medida cierto y responde a la tradición autoritaria de nuestro sistema social.

    Si te refieres a las versiones anarquistas del capitalismo (creo que nos entendemos sin tener que definir en exceso la terminología) no creo que eso fuera a suceder, y sería algo totalmente contrario a la ética anarquista.

    El resto son cuestiones de utilidad y de moral sobre las que hay más artículos y espacios para debatir. Son, por otro lado, creencias perfectamente compatibles con la ética anarquista que se pretendía describir.

    Un saludo.

  5. todo perfecto Aritz como siempre ecepto una cosa:
    “Hay que aceptar que estas personas tengan propiedad privada, que comercien libremente, que busquen su beneficio personal y que creen tribunales privados para dirimir sus disputas”.
    creo que siempre debes aclarar eso de la propiedad privada, y de que concepto manejas sobre eso, por que despues comienzan los malos entendidos

    un abrazo

  6. Horacio says:

    Si el comunismo libertario se “impone” no seria verdaderamente libertario. Yo pienso que las absurdas diferencias entre los individualistas y los socialistas deben ser resueltas antes de comenzar a vivir en anarquía. De lo contrario unos privatizaran y otros buscaran colectivizar las propiedades ya privatizadas. Por eso habría que plantear ideas integradoras, por ejemplo, que se solucionen las falencias de uno con las ventajas del otro.

Leave a Reply to Marco Arrieta Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »