Disolviendo el partido en el organismo social

Aug 30 • Mutualismo • 4373 Views • 27 Comments on Disolviendo el partido en el organismo social

alliance of the libertarian left

A. Chena escribió hace unos días un post respaldando la idea del Partido por la Libertad Individual. Aunque reconoce que su programa todavía es incompleto, considera que es el mejor medio disponible hasta ahora para aproximarse al anarquismo de mercado.

En primero lugar, estoy de acuerdo con su postura sobre el parlamentarismo: debería abandonarse cualquier clase de dogmatismo respecto a ese tema y utilizarlo como un medio de autodefensa frente al estatismo…si fuese efectivo.

Chena también llama a la lógica de mercado en la aproximación hacia una sociedad libre: que cada cual venda sus estrategias en el “mercado político”, de modo que acaben prevaleciendo las más eficientes. Sin embargo, no existe tal “mercado político”, y las estrategias ineficientes no son desplazadas por ningún mecanismo de precios; la única forma que tenemos de evitar el derroche de recursos (esfuerzo, tiempo y dinero), en mi opinión, es debatir qué opciones son mejores. La toma de decisiones estratégicas se parece más a la elección del planificador soviético que puede mantener una mala decisión durante años sin sospecha de error –la mejor prueba de ello es el movimiento libertario durante las últimas décadas.

Estoy bastante de acuerdo con su análisis de la desobediencia civil y del agorismo; en cuanto a la difusión cultural, no soy tan pesimista como él y sí creo que puede hacerse un buen trabajo. Internet es el mejor medio de burlar los medios de comunicación estatal-corporativos; funciona como un auténtico libre mercado y los consumidores son los únicos soberanos, por lo que es el mejor medio para probar la fuerza de nuestros argumentos. Los costes son bajos o casi nulos y la difusión es incomparablemente mayor de la que podía soñar Benjamin Tucker con Liberty.
Creo que ha simplificado en exceso al tratar ese punto; la prueba de que estamos avanzando es que en Internet cada vez más gente sabe qué es el anarquismo de mercado, debate o pregunta sobre él e incluso se adhiere –parcial o totalmente- a sus ideas. He visto referencias al mutualismo hasta en foros españolistas y de electrónica, cuando antes era ignorado incluso dentro del anarquismo clásico.
Por otro lado, hay institutos anarquistas como el C4SS que recaudan casi dos mil dólares en cada fundraiser, manteniendo a estudiosos y analistas de noticias de primer nivel; o bloggers relativamente anónimos en un primer momento, como Kevin Carson, que llegan a escribir artículos que se difunden en la calle y son retirados por la policía americana. ¿No hace pensar todo esto que Internet es un medio poderosísimo para avanzar hacia una sociedad libre?

Además, no encuentro por qué la difusión cultural no pueda combinarse con actividades que consigan captar a gente más o menos indiferente a los discursos políticos: p. ej. mediante la creación de escuelas, asociaciones de defensa, tribunales, bibliotecas, redes de (contra)economía social o sindicatos. La CNT es un buen ejemplo de cómo, mediante la acción conjunta –sin necesidad de una politización previa- se pueden cambiar las ideas de la gente. Todavía tenemos mucho que aprender de los obreros pragmáticos del primer tercio del siglo XX.
Todas estas actividades, por cierto, tienen la virtud de ir creando la nueva sociedad “en la cáscara de la vieja”. El anarquismo de mercado puede ser viable desde un punto de vista económico, pero sin una masa de anarquistas practicantes será engullido en épocas de turbulencias, incluso siendo mayoritario. Se me ocurren dos buenos ejemplos históricos que ilustran el tema: el primero, el ascenso de Hitler al poder ante la pasividad del Partido Comunista Alemán. El segundo, el golpe de Estado de Pinochet contra Salvador Allende y la impotencia de sus electores.

Un partido político anarquista tiende a desmovilizar a los individuos; crea la ficción de que con una simple papeleta cada cuatro años, sin ningún otro vínculo, pueden obtener la sociedad que desean. Por ese motivo, incluso a pesar de ganar rotundamente unas elecciones, el anarquismo sería incapaz de enfrentarse a enemigos más reducidos pero mejor organizados. Es completamente ingenuo pensar que la anarquía puede decretarse desde arriba sin generar ningún tipo de oposición abajo, cuando pequeñas reformas sobre el modelo territorial ya despiertan las mayores discrepancias.

Chena dice que la historia nos enseña una cosa: que ningún movimiento puede triunfar a menos que se haga con el poder. Sin embargo, esto es contradictorio aplicado al anarquismo, que solo buscaría el poder (hipotéticamente) para destruirlo, no para mantenerse en él. Una vez conseguido los anarquistas no han acabado su tarea; deben declarar desde allí la anarquía constitucional. Y eso plantea exactamente los mismos problemas políticos que si se tratase de establecer desde abajo, mediante el agorismo, la desobediencia civil o las armas.
Por cierto, si contrastamos la reacción instantánea de los militantes anarquistas ante el golpe del Estado franquista con la pasividad de los electores de Allende, la teoría histórica de A. Chena no acaba de cuadrar. De hecho, Federica Montseny y García Oliver llegaron al poder porque el anarquismo era fuerte, no al contrario.

Por último, un anarquista debería cuidarse de los errores del miniarquismo. Cuando la meta final es una sociedad completamente libre de agresión, no podemos permitirnos perder nuestro valioso y escaso tiempo, dinero y esfuerzo promoviendo ideas que solo contendrán el estatismo durante dos o tres vueltas electorales. Los costes políticos de alcanzar el anarquismo y el miniarquismo son casi iguales; sin embargo, los beneficios del segundo son mucho más cortos.

En mi opinión, la secuencia natural es 1) difusión cultural; 2) asociacionismo y economía social 3) agorismo y contra economía; y 4) huelga de contribuyentes. La difusión es el método más barato y eficiente, por lo que tiende a ser espontáneamente el primer escalón en cualquier movimiento; el asociacionismo y la economía social pueden atraer a potenciales simpatizantes que a priori no se sientan atraídos por la política; y, por último, en el seno de una red de asociaciones de todo tipo puede practicarse la contraeconomía y, finalmente, se puede organizar algún tipo de huelga de contribuyentes.

Organizaciones sin afiliación política como el IJM, la CNT, el banco JAK o la ALL (especialmente los agoristas de New Hampshire) son buenos ejemplos de lo que estoy hablando.

Related Posts

27 Responses to Disolviendo el partido en el organismo social

  1. raskolhnikov says:

    Yo lo que creo es que en todo movimiento hay una vanguardia (entendida como los militantes más activos) y una masa que sigue, si los dos sujetos consiguen influenciarse y conectar el trabajo está hecho.

    Saludos

  2. Aritz says:

    Estoy de acuerdo con lo que dices, aunque lo de acudir a votar como autodefensa no lo acabo de ver… reconozco que en este tema soy un poco dogmático hehe.

    Se ha hablado mucho del partido éste como medio de difusión de las ideas… Como dices eso es muy importante, pero no veo por qué tiene que hacerlo un partido político mejor que cualquier otra asociación.

    Lo de decretar la anarquía constitucional es una estupidez. La anarquía es, precisamente, organización sin Estado. La disolución inmediata y espontánea del Estado no nos sirve de nada si no hay tejida previamente toda una red de asociaciones para proveerse de defensa y justicia; y para que estas surjan necesitamos actuar al margen del Estado mientras éste aún exista. Como dices, un partido nos inmovilizaría de cara a este propósito.

  3. snake says:

    Creo que lo importante es ir aumentando la libertad (individual y de mercado) progresivamente. Y esto debe realizarse desde dos frente:

    *contraeconomía (creando esa red de asociaciones paralela al Estado)
    *disminiyendo el elemento liberticida (el Estado). Esto debe hacerse desde dentro.

    Un saludo

  4. Kunster says:

    El activismo tiene una importancia capital (la difusión cultural, las asociaciones, la contraeconomía…). Pero estoy de acuerdo con A. Chena y sigo pensando que es conveniente que haya un elemento de participación política para cambiar las cosas desde dentro.

  5. wg says:

    Cambien el color de este blog. Blanco sobre negro se lee muy mal. El color cafecito está muy bien, muy elegante, y facilita la lectura.

    Y pongan bien el link de anarcòfago. O elimínenlo de una vez por todas.

  6. raskolhnikov says:

    Pues yo creo que puesto a usar la agresión y la violencia (meterse en política) prefiero la violencia popular, la cual tiene la ventaja de no poder ser absorbida por el establishment… os puedo pasar recetas de explosivos 😉

    WG se te echaba de menos.

    ¡Salud!

  7. Victor L. says:

    La verdad es que no estoy del todo contento con el post, más por la forma que por el fondo. Habría muchas más cosas que decir, pero por ahora prefiero concentrarme en asuntos más teóricos.

    @ Raskolhnikov:

    Eso de las vanguardias suena muy leninista; lo que hay son líderes naturales, que en mi opinión están demasiado dispersos y son demasiado cambiantes como para llamarlos “vanguardias”.

    Respecto a tu último comentario, que no se te vaya la pinza. Tú sí que eres un explosivo. 😉

    @ Aritz:

    Estoy completamente de acuerdo. De hecho, también se me ocurre que para privatizar con justicia -mutualizar o cooperativizar- la propiedad estatal es necesaria una red de asociacionismo que el partido no solo no proporciona sino que disuade.

    @ Snake:

    ¿Por qué razón crees que la acción política debe hacerse desde dentro? ¿no hacemos nosotros, aquí y ahora, acción política contra el Estado?

    @ Kunster:

    En mi opinión, a parte de disuadir el asociacionismo, el juego político resta fuerza a los argumentos del anarquismo. Sin mencionar que es bastante dudoso que el parlamentarismo consiga dar más propaganda al anarquismo o que tenga más posibilidades de éxito.

    Un saludo.

  8. raskolhnikov says:

    Bueno lo de la vanguardia es más como “lideres naturales”, gracias por la corrección… respecto a las bombas ¿Soy el único que añora el anarquismo ilegalista? el día que la gente ponga bombas en nombre de la anarquía mostrará que estamos bien de salud, 😉

  9. A.Chena says:

    Hola Víctor!!

    Te he contestado en mi blog.
    Saludos!

  10. Granadino says:

    Hola a todos.

    Aunque no participe en el foro, pues soy escéptico con el tema del anarquismo, sí que os leo asiduamente. En los últimos tiempos he estado formandome más en pensamiento liberal desde la economía a la política y también me estoy interesando por el anarquismo de mercado, aunque ya digo que lo veo bastante irrealizable.

    Me gustaría hacer una reflexión, si de verdad estais por construir un mundo anarquista, por dífícil que ello me parezca, no teneis otra opción real que ir dando pasos que supongan el desmantelamiento del estado. Y para ello hay que hacer mucha pedagogía con la gente. Que se sepa a nivel popular el fraude del sistema de pensiones, que el cheque escolar puede ser una alternativa real al fracaso de la escuela pública, que es posible crear mutuas de sanidad accesibles para todos..

    La gente idolátra al Leviatán estatal, no se da cuenta que este solo esclaviza. Sin las manipulaciones del estado en moneda, sin la especulación de los ayuntamientos con el suelo público, las sucesivas ganancias de productividad de la economía habrían logrado reducir la jornada laboral alcanzandose el pleno empleo. Con una vivienda asequible, algo que el libre mercado puede conseguir, la gente tendría excedentes de renta que invertidos en bolsa multiplicaría la riqueza y los puestos de trabajo…

    Necesitamos ese partido, debemos de darnos cuenta donde estamos y a donde queremos ir. Y en consecuencia debemos de ir dando pasitos. Actualmente, en política el debate está en un poquito más estado, un poquito menos estado, si a la gente se le mostrara como en pocas líneas he intentado, las grandes ganancias del gobierno limitado no me cabe duda que se apostaría por ir desmantelando ese estado. La consecución o no de esa sociedad anarquista estaría más cerca entonces, tal vez en ese momento se vería más claro su posible realización. Todo lo demás a mi juicio roza el pensamiento mágico.

    Saludos.

  11. A.Chena says:

    Granadino ¿eres de Granada, o lo de tu nick es por otra razón?

  12. raskolhnikov says:

    Granadino:

    La cuestión es que yo no quiero “más estado o menos estado”, yo como anarquista lucho contra la jerarquía y la opresión y un estado “minímo” no me garantiza lo que yo busco así que personalmente no voy a perder tiempo en ese partido.

    Saludos

  13. Víctor L. says:

    Por alguna razón no me deja logearme, ¿no os da problemas a vosotros?

    Bienvenido al blog, Granadino.

    En mi opinión deduces de tus premisas conclusiones que no se siguen: p. ej. que sea necesario desligar a la gente de la dependencia del Estado no implica que deba hacerse dentro del Estado. En la réplica a A. Chena intentaré desarrollar un poquito ese punto.

    Tampoco me convence tu postura y la de Chena de considerar el miniarquismo como la antesala del anarquismo, cuando en realidad es un sistema muy inestable que tiende a inflar a medio-largo plazo el tamaño del Estado.

    Por otro lado, y aunque esto es periférico en este post, no estoy de acuerdo con tu visión de una “sociedad de propietarios ausentes”, donde la gente es próspera y tiene acciones…de empresas ajenas. Me parece más saludable -y eficiente- una economía donde capital y trabajo estén en las mismas manos.

    Un saludo.

  14. Granadino says:

    Como mi nick indica soy de Granada (me preguntan por ello) y alguna incursión en el foro sí que he hecho antes, pero ni recuerdo con que nick. Pero en genral me conformo con leer los artículos, que son magníficos por cierto.

    Brevemente:

    1. Un estado pequeño no tiene que ser más inestable que una sociedad anarquista. ¿Sabemos si la anarquía puede ser perdurable en el tiempo? ¿Qué impide que los estados cercanos no acaben con ese tipo de sociedad? Incluso en el seno de esa anarquía podrían surgir uno o varios estados.
    Tampoco creo que estemos condenados a la perpetua expansión del estado. No debemos ser deterministas. Debemos de desenmascarar los errores de las teorías y ideologías que están debrás del estado grande.

    2. El estado debe de autodemolirse, no olvidemos que para hacer cumplir las leyes, el estado tiene a jueces y policías a su servicio. Y militares también.
    Este desmantelamiento se hace desde dentro del mismo estado, de lo contrario, el que por libre lo desafía no pagando impuestos o incumpliendo sus normas se enfrenta a la cárcel. Y según el lugar a cosas peores.

    La anarquía si llega (soy muy escéptico con esta posibilidad) será un proceso gradual, en el que el estado vaya quedando como algo meramente marginal. Hasta su total eliminación.

    3. Como dice Víctor a mi también me gustaría una sociedad donde capital y trabajo esten en las mismas manos. Más las cosas no son tan ideales como las pensamos. Supongo que en esa “minarquía” habría de todo.

  15. A.Chena says:

    Bueno, con Granadino además de compartir lugar de nacimiento y residencia también comparto su opiniones, aunque yo no soy tan escéptico como él sobre la posibilidad de lograr la anarquía. Para mi la anarquía es el objetivo a conseguir, los métodos irán siendo dictados por las circunstancias.

    Víctor, nada dura para siempre. Ni el estado mínimo, ni el totalitario ni la anarquía. Lo que hay que tener claro es donde nos encontramos ahora y hacia donde queremos ir. Hoy por hoy vivimos dentro del estado, y este controla cada vez más facetas de la vida. Esa es otra razón por la que no podemos limitarnos a este o aquel medio, hay que utilizar todos los que se puedan. No voy a extenderme más sobre este tema porque ya he dejado clara mi postura. Que cada uno actue como quiera y ojalá comencemos a ver frutos.
    Granadino, podemos ponernos en contacto si quieres. Como sin duda sabes, no abundan los libertarios en Granada.
    Saludos!

  16. snake says:

    Creo que nuestro verdadero objetivo es la libertad individual y el libre mercado La eliminación del Estado simplemente es una consecuencia de ello.

    No se trata de defender un Estado minarquista, ni mucho menos. Pero, el agorismo siempre se ve limitado por el Estado. por ello, un partido libertario que minimizase el Estado aumentaría enórmemente las posibilidades del agorismo.

    Sin embargo, lo de un partido libertario no termina de convencerme (por cuestiones morales).

    Un saludo.

    PS: Agradecería que alguno de los habituales de esta bitácora se animara a participar y dejar su opinión (más experta que la mía) en el debate de esta entrada: Sobre la solidaridad
    .

  17. Granadino says:

    El socialismo galopante en el que estamos envueltos lo distorsiona todo. Conforme el estado decrezca se irá haciendo la luz. Mi teoría es que un estado mínimo marginal podría resultar tan invisible en el día a día que en la práctica la gente viviría autónoma, en la cuasi anarquía. Para la mayor parte de la gente, durante la mayor parte del tiempo, la anarquía sería una realidad plena. También entonces aparecerá más clara la posibilidad de una anarquía total. Lo malo de la anarquía es que debería de darse bien a nivel mundial o las sociedades anárquicas deberían convivir en una suerte de simbiosis con un estado limitado que las protegiera. Y esto es difícil y peligroso. No lo veo yo nada claro. No se muy bien como lo enfocais vosotros.

    Es una sorpresa ver a un paisano granadino por estos lares. Estaría bien contactar. Voy a estar ausente unos días, cuando vuelva a estar en Granada ya vemos como. Messenger, Tuenti etc.. en este foro por lo visto no existe servicio de mensajería.

    • Telmo says:

      Granadino, siempre podéis entrar en el foro, registraros y mandaros privados. No le damos mucho uso, pero siempre os puede ser útil para este tipo de cosas.

  18. Telmo says:

    Snake, yo lo que defiendo es una filosofía ácrata, una filosofía de la libertad ante todo, que es la esencia de cualquier pensamiento anarquista. El estado es únicamenteun ente que por definición se opone a todo pensamiento ácrata. Y es por eso por lo que quiero acabar con ello. Es una consecuencia directa de mi pensamiento.
    En cuanto a la posibilidad de la existencia de un sistema minarquista, me opongo por completo a ello, básicamente por lo que dice Víctor, y porque además me parece incongruente con el pensamiento anarquista. Y hablar de un partido libertario,… pues vaya oxímoron.
    P.D. He entrado en tu blog con ánimo de participar, pero me he quedado por el comentario 30(es tarde ya) así que intentaré acabar de leer en algún momento y participar. Ah, y sobre la solidaridad y empatía escribí algo sobre ello en el siguiente post(nada como darse un poco de autobombo), nada gordo, sólamente algunas ideas, y no me tomes por un darwinista social:

    http://www.mutualismo.org/2009/02/ideas-sobre-la-justicia/

    • snake says:

      muchas gracias por entrar. realmente mi artículo se “desvirtuó”, se pasó de discutirse sobre el concepto de solidaridad a un debate anarquismo VS Estado/democracia.

      Respecto al tema de este artículo. espero no haberme expresado mal. Yo tmp quiero un Estado minarquista. Simplemente creo que reducir el Estado amplia las posibilidades del agorismo.

      Saludos

  19. Victor L. says:

    @ Granadino:

    He posteado algunos enlaces sobre mi postura ante el miniarquismo, que básicamente se basa en el sentido común más Rothbard, Long y Hoppe, ¿qué opinas?

    @ Snake:

    Creo que tu idea va por el camino indicado: aunque falte concretar, la cuestión es convertir la anarquía en una extensión de la actualidad, prescindiendo de la ingeniería social estatal -sea “libertaria” o no.

    Respecto al enlace, he estado leyendo un poco el hilo, pero como dices, va pasando de un tema a otro, ¿te refieres a lo de Carrefour?

    Un saludo.

    • snake says:

      Mi concpeto no es utilizar “la violencia del Estado” para defender nuestros fines, sino reducir esa violencia, para que surjan alternativas libres y no coactivas.

      Respecto a mi entrada, estoy intetnando exponer que el libre mercado no tiene hacia los monopolios.

      Saludos

  20. Victor L. says:

    Ya he posteado, Snake. 😉

    (Si no te importa, aprovecharé para subir mañana o pasado el comentario al blog).

    Un saludo.

  21. snake says:

    Muchas gracias Victor L.

    Por cierto, la labor de información también es muy importante, creo que hay gente 8incluyendo a la mayor parte de los anarquistas) a la que no se le pasa porla cabeza que pueda existir algo como el anarquismo de mercado. Yo mismo no lo conocía hace un año…

    Saludos

  22. […] L. desde la imprescindible página mutualista en la que participa también está en contra . Todos sus argumentos son correctos, a mi entender, como la desmovilización y conformismo en la […]

Leave a Reply to Partido de la Libertad Individual « El Blog de Libertas Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »