Una perspectiva mutualista contra la crisis

May 27 • Actualidad • 1557 Views • 5 Comments on Una perspectiva mutualista contra la crisis

wage-slave

Los austriacos acertaron en su análisis del ciclo económico: las expansiones crediticias reducen artificialmente los tipos de interés, esto provoca que las inversiones aumenten a un ritmo mucho mayor que el ahorro y que, como consecuencia, estalle una crisis que depura los proyectos que no descansaban en un ahorro real. Muchas empresas deben quebrar y sus trabajadores deben ser despedidos para poder reajustar la economía conforme a las demandas de los consumidores.

Hasta aquí todo bien. Sin embargo, el mutualismo puede ofrecer una perspectiva más interesante para superar las crisis mediante la participación activa de los trabajadores. Influidos por Ayn Rand, los austriacos tienden a considerar con facilidad que las crisis son resueltas gracias a una élite: los empresarios, mientras los trabajadores deben limitarse a soportar los despidos y trasladarse hacia los sectores más rentables. Como diría Proudhon, los obreros son los “mercenarios de la concurrencia”.

Las crisis económicas son una oportunidad espléndida para avanzar hacia una sociedad manejada por los trabajadores y para derribar el capitalismo corporativo (algo que ya habría hecho el mercado de no ser por el Estado). Un primer paso podría consistir en transformar a los parados en empresarios autoempleados. Existen multitud de negocios que requieren muy poco capital para funcionar y que pueden ser lo suficientemente remunerativos para proporcionar un buen nivel de vida a la gente que lo está pasando mal y disminuir la tasa de paro.
Sin embargo, el Estado prohíbe o dificulta que esos trabajadores se ganen honestamente la vida mediante barreras de entrada como licencias estúpidas y requisitos de “seguridad” o “sanidad”, que tienen más relación con los intereses corporativos que con la seguridad y la salud de los consumidores. Una licencia de manipulación de alimentos no va a evitar que los cocineros de un bar te envenenen, pero sí puede impedir que muchas amas de casa y otros individuos creativos se inhiban de comenzar un negocio –y esta es una de las barreras más livianas.

De ese modo, el Estado consigue que solo podamos ganarnos la vida a través de aquellos que poseen el capital suficiente para sortear sus barreras.

Desde que la electricidad llegó a la clase trabajadora, cualquier obrero puede trabajar en su casa sin necesidad de intermediarios. Desgraciadamente, todos esos negocios, desde los restaurantes hasta la venta de droga, pasando por estancos, taxis, camiones, farmacias, granjas, agricultura a pequeña escala o producción casera están regulados o prohibidos por el Estado de modo que las barreras de entrada -tanto en cursillos como en dinero- son suficientes para disuadir a un desempleado o a un obrero no cualificado. Como consecuencia, el capitalismo obtiene un “ejército industrial de reserva” dócil y abundante que en periodos de crisis se transforma en una masa ingente de parados.

Por ejemplo, un usuario del C4SS mencionaba que los requisitos “ecológicos” de la Unión Europea le habían impedido continuar con su negocio casero de equipos electrónicos de audio:

Yo construyo y vendo pequeñas cantidades de equipos electrónicos de audio, principalmente para aplicaciones de audio, y he estado buscando la posibilidad de intensificar mis esfuerzos para hacer de esto mi principal línea de trabajo. Lo que descubrió fue muy interesante.

Aunque parece que las normas de seguridad son bastante fáciles, las regulaciones ambientales procedentes de Bruselas son otra cosa. El más nuevo de estos reglamentos se llama “Directiva de residuos eléctricos y electrónicos» (RAEE). Básicamente esta legislación exige que cualquier fabricante o distribuidor de electrónica (incluidos los comerciantes individuales como yo, que trabajo en un garaje) sea responsable de la eliminación de cualquier producto que venden, siempre que sea tirado por el cliente.

Para lograr este objetivo todos los fabricantes tienen que inscribirse en un “Plan de Cumplimiento de productores”, que cobra una cuota anual por disponer de cualquier producto que termina en un centro de reciclaje en alguna parte.

La tasa que yo personalmente tendría que pagar es de unos cuantos cientos de libras por año además de una cuota de inscripción de un poco más de cien libras. Aunque aquí está la parte interesante. El régimen especial de cumplimiento que yo buscaba para unirme (curiosamente de nombre WeeeCare) es una filial de una empresa llamada SLI Holdings Ltd que fabrica aparatos de iluminación y en 2007 tuvo ventas de $ 466 millones.

Así pues, en efecto, un pequeño comerciante ganando por debajo de 15k al año y produciendo apenas residuos (este soy yo, por cierto) está subvencionando el comportamiento contaminante de una corporación multimillonaria.” [1]

El único modo de que los trabajadores salgan fortalecidos de la crisis es retirar las barreras que les impiden ganarse la vida pacíficamente, aquí y ahora.

¡Proletarios del mundo, comerciad!

———————————————

[1]: Extraído de: http://c4ss.org/content/253

Related Posts

5 Responses to Una perspectiva mutualista contra la crisis

  1. ¿Me pregunto si la licencia efecta aquines comercian con dineros alternativos?
    para construir nuestra sociedad alternativa debemos usar todos los medios para escapar de las regulaciones estatales ode lo contrario ni esa alternativa nos iran dejando, cercandonos cada vez mas…
    Proletarios del mundo cormeciad en sus propias monedas 😉

  2. Ontorbihem says:

    Y para sus propios fines… 😉

  3. No entiendo, a que se debe el comentario Ontorbihen¿?

  4. Ontorbihem says:

    Quiero decir que pensando en la autogestión. El dinero común he llegado a pensarlo como un fuerte obstáculo para la misma. pero es otro tema.

  5. Si creo lo mismo, el dinero comun es un privilegio en si mismo, que da poder a algunos y el poder genera corrupcion, y la corrupcion mas privilegios, y eso siempre estar en contra de la autogestion

    por que no desarrollas el tema en el foro, yo te sigo, deja el enlace, a lo mejor sale un articulo con tu nombre de la discucion

    saludos cordiales

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »