Noticias varias

Dec 10 • Actualidad • 1348 Views • 1 Comment on Noticias varias

En la blogosfera norteamericana, la polémica alrededor del artículo de Long continúa. No solo Kevin Carson ha publicado su respuesta a Peter Klein, J. H. Huebert, Walter Block, Stephan Kinsella y Bryan Caplan; el blog de polycentric order informa de la noticia bajo un título perfectamente sintético, “la controversia entre los libertarios de izquierda y de derecha”, Stephan Kinsella replica el artículo de Carson y Roderick Long agradece a este sus esfuerzos.

En unos días comentaré los mejores puntos de la respuesta de Carson, que es inusualmente extensa.

En el ámbito hispano, Gorka L. T y Jaime Ganz ya han publicado el tercer número del boletín Libre Mercado. En primera página tenemos las habituales reflexiones de los editores, seguidas de un artículo de Rothbard, “Lo que el Estado no es” y otro de Hoppe, “por qué los malos gobiernan”. Siguen un artículo nuestro, “Preguntas y respuestas sobre el anarquismo de mercado” (posible FAQ para el Instituto Anarco) y otro de Budkin sobre la tenencia de armas, cerrando esta excelente edición una reflexión de Jaime Ganz, “Rebélate”.

Recuerdo que la suscripción es gratuita enviando un email a boletinlibremercado@gmail.com con el tema “suscripción” y el nombre y email del interesado.

Por último, Langlois comienza en su blog una nueva entrega sobre historia del anarquismo, con una excelente panorámica de las distintas corrientes, desde Proudhon hasta Malatesta. Sus perspectivas de futuro:

Voy a intentar continuar esta serie de escritos largos sobre el anarquismo y la teoría anarquista, y más adelante sobre el Estado y la lucha de clases, enfocados desde esta perspectiva.

Este trabajo, como previsiblemente los sucesivos, son absolutamente recomendables tanto a nivel informativo como por las reflexiones que va introduciendo el autor, con citas de Proudhon, Bakunin o Malatesta que pueden resultar chocantes para un lector superficial de la obra de estos autores.

Incluso estoy de acuerdo en su crítica al mutualismo primitivo, excepto en un punto. En un pie de página, haciendo referencia a las aspiraciones del mutualismo, comenta:

No está de más señalar que la teoría laboral del valor ya está suficientemente refutada por el economista austriaco Eugen von Böhm-Bawerk. Éste ha demostrado la superioridad de la teoría de la utilidad marginal frente a las teorías del valor basadas en el trabajo.

No considero que la caída da la teoría del valor-trabajo fuera el fin de la teoría de la plusvalía, entendida en otros términos. Como puse de relieve en El mutualismo austriaco:

El primer error consiste en pensar que los austriacos refutaron la concepción socialista que sostiene que, bajo el capitalismo, los beneficios del empresario proceden del trabajador.
La Escuela Austriaca desarrolló el concepto de la productividad marginal de los factores de producción –entre ellos el trabajo-, según el cual la productividad de cada unidad de factor puede valorarse en términos de la pérdida de rendimiento que produciría la desaparición de dicha unidad. Por ejemplo, si dados 20 trabajadores y 10 máquinas la producción es de 100 zapatos y, al retirar un trabajador, la producción desciende a 90, la productividad marginal del trabajo será la diferencia entre ambas producciones: 10.
Según los austriacos, el precio de cada factor de producción tiende a igualarse con su productividad marginal -descontando el interés-, pues de lo contrario, el “beneficio neto” producido por la diferencia entre ambos atraería a otros empresarios hasta que este desapareciera por completo. En el caso que hemos expuesto, si el salario del trabajador equivaliera a 6 zapatos, los empresarios demandarían trabajadores hasta que tal salario se igualara a su productividad, esto es, 10. De esta forma, la ganancia del capitalista quedaría reducida al interés (que trataremos más adelante).
Lo que no suelen mencionar los economistas austriacos tan a menudo es que tal competencia está artificialmente limitada por el Estado y, por tanto, los “beneficios netos” producidos por la disparidad entre salario y productividad muy a menudo no llegan a liquidarse o, lo que es lo mismo; la “plusvalía” existe.

De hecho, de acuerdo con esto, podría decirse que solo puede sostenerse la teoría de la plusvalía concediendo que es el mercado quien debe descubrirla y liquidarla.

Related Posts

One Response to Noticias varias

  1. The Langlois says:

    Víctor, creo que la “plusvalía” a la que te referís son los “nichos” de mercado o la posibilidad de sacar beneficios de los desequilibrios del mercado. Igualmente coincido en que los mismos procesos de mercado tienden a liquidar tales discrepancias, y es la acción del Estado la que entorpece este fenómeno.

    Gracias por comentar 😉 Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »