Cooperativas y costes de transacción

Aug 26 • Mutualismo • 2098 Views • No Comments on Cooperativas y costes de transacción

Aparentemente, el estudio de Ronald Coase sobre los costes de transacción plantea cuestiones inquietantes a los mutualistas y cooperativistas en general.

Su tesis principal es que los intercambios de mercado entrañan costes; los individuos tienen que adquirir información sobre los proveedores y mercancías que desean adquirir, deben negociar el contrato, y una vez llegado a un acuerdo, deben supervisarlo para garantizar su cumplimiento. En determinadas circunstancias, una buena solución para reducir estos costes de transacción es interiorizar todas las actividades en el interior de una empresa, de forma que los distintos proveedores trabajen unidos bajo una misma administración.

Para Coase, cuya obra es esencial para entender la teoría de la organización moderna (y por ende, la mutualista), la disyuntiva se plantea de forma tajante: por un lado existe el mercado, donde los participantes cooperan y negocian de igual a igual; y por otro lado existe la empresa, que dirige mediante una jerarquía la actividad de los propietarios de los factores de producción (especialmente el trabajo).

En este marco, ¿qué papel juega la cooperativa? la empresa nace, según Coase, para ahorrar el coste de transacción de negociar con cada uno de los propietarios de los factores productivos, de forma que una empresa donde todos los trabajadores deben negociar entre sí constantemente no tendría ninguna ventaja.

Pero se me ocurre que, cuando todos los actores del intercambio se conocen, interactúan de forma repetida y comparten objetivos similares, el coste de transacción es inferior al coste de intercambiar en el mercado. En primer lugar, el coste de información (dar con un proveedor honesto, cerciorarse de la calidad de las mercancías, etc.) queda casi completamente eliminado. Y, en segundo lugar, el coste de hacer cumplir el contrato es notablemente menor, ya que todos los cooperativistas conocen cuánto y de qué forma están trabajando sus compañeros, y pueden presionar sobre los que no actúan en la dirección adecuada [1]. Quizás el coste de negociación para llegar a un acuerdo sea el más importante, pero este evidentemente está en función del tamaño de la empresa -que, por lo general, sería menor en un libre mercado ausente de subvenciones, barreras de entrada, etc.

Aun así, la empresa cooperativa seguiría siendo superior, en determinadas circunstancias, a las transacciones de mercado y a la empresa jerárquica. El propio Coase reconoce que esta última también incurre en costes a causa de la burocracia, la distorsión de la información o el desafecto de los empleados.

Pero como Kevin Carson ha señalado bien, los costes relativos de cada forma de organización pueden ser (y de hecho son) alterados por la intervención del estado. Las condiciones que priman en el capitalismo probablemente no sean predominantes en un sistema de laissez-faire.

————-

[1]: Es muy conocido el hecho de que las cooperativas, y aun las empresas descentralizadas, requieren de menos tareas de supervisión que las empresas capitalistas convencionales.

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

« »